Domingo, diciembre 04, 2016

IGLESIA SOY Y TÚ TAMBIÉN


 
Iglesia soy y Tú también,

en el Bautismo renacimos,
a una vida singular.
 
Y al confirmar hoy nuestra fe,
lo proclamamos compartiendo
el mismo pan.
 
No vayas triste en soledad,
ven con nosotros y verás
a los hermanos
caminando en el amor.
 
Ven con nosotros y serás,
en la familia un hijo más;
iremos juntos
caminando en el amor.
 
Yo la veré envejecer;
pero a mi madre aún con arrugas
y defectos la querré.
 
La quiero más, pues sé muy bien
que ha envejecido
sin dejarme de querer.
 
No vayas triste en soledad,
ven con nosotros y verás
a los hermanos
caminando en el amor.
 
Ven con nosotros y serás,
en la familia un hijo más;
iremos juntos
caminando en el amor.
 
La iglesia es tan maternal,
que me ha engendrado
y me alimenta y acompaña sin cesar.
 
La iglesia es tan maternal,
que nunca duda en
abrazarme y perdonar.
 
No vayas triste en soledad,
ven con nosotros y verás
a los hermanos
caminando en el amor.
 
Ven con nosotros y serás,
en la familia un hijo más;
iremos juntos
caminando en el amor.
 
Tensiones hay y las habrá,
porque nosotros somos hombres
y no ángeles de luz;
pero al final, sólo al final,
la iglesia humilde
encontrará su plenitud.
 
No vayas triste en soledad,
ven con nosotros y verás
a los hermanos
caminando en el amor.
 
Ven con nosotros y serás,
en la familia un hijo más;
iremos juntos
caminando en el amor.

Más música religiosa en inglés

Más villancicos.