Viernes, diciembre 02, 2016

GENEROSIDAD

 

Cuento
Una docena de galletas

En Albany, la colonia holandesa, vivía el panadero Van Amsterdam, célebre por su honestidad ya que siempre daba a sus clientes lo que correspondía al importe que pagaban. Su tienda permanecía ocupada a todas horas, en especial a inicios de diciembre: el día 6 se festeja a San Nicolás y se acostumbran las galletas de jengibre, con la forma del santo, decoradas con azúcar blanca y roja.
Una tarde entró a al negocio un anciana, envuelta en un chal negro.
—Una docena de galletas, por favor —pidió.
Van Amsterdam puso doce en una bolsa.
—Aquí tiene.
—Espere, pedí una docena, y me está dando doce.
—Sí, una docena son doce
—No, son trece.
—No señora. Cada cliente obtiene las que paga. Ni más ni menos.
—Pues entonces no las compro. Buenas tardes. Aprenda a contar... —dijo la anciana al salir.
Desde ese día, el negocio empezó a ir mal. Los pasteles no se cocían, la tarta de manzana quedaba ácida, las galletas se quemaban. Los clientes preferían otras tiendas.

Transcurrió un año. La panadería estaba vacía. Para el día de San Nicolás Van Amsterdam preparó las galletas de siempre. No vendió una sola y, muy triste, se fue a dormir.
Soñó con San Nicolás. En el sueño, el panadero era de nuevo pequeño, y estaba rodeado de otros chicos como él. San Nicolás sacaba un regalo y otro de su saco. ¡Nunca se terminaban y siempre había más! Cuando él se acercó el enorme hombre vestido de rojo, recibió una bolsa de las propias galletas que él preparaba. Al levantar la cabeza para darle las gracias vio que ya no se trataba del santo, sino de la anciana del chal negro.

El panadero despertó y pensó. “Ya entiendo. Siempre doy a mis clientes las galletas que pagan. Ni una más. ¿Por qué no hacerlo?”
Al día siguiente horneó de nuevo. Las galletas quedaron riquísimas. Acababa de ponerlas en la vitrina cuando vio entrar a la mujer del chal negro.
—Por favor, una docena —pidió.
El panadero contó doce galletas y una más.
—Desde hoy las docenas incluyen trece.
—Veo que ya aprendió a contar —comentó la mujer antes de salir.
Por un momento los ojos de Van Amsterdam parecieron jugarle un truco: en vez del chal negro vio el traje rojo de San Nicolás.
El rumor de lo ocurrido se extendió y pronto el negocio estuvo lleno. Los otros panaderos siguieron el ejemplo. Hasta hoy, en la fiesta de San Nicolás es tradición dar trece piezas cuando las personas piden una docena.

—Leyenda neerlandesa.

Cuento

El rico y el pobre

En algún lugar del norte de Europa vivía el conde Walsegg, dueño de una enorme fortuna: entre sus bienes se contaban casas, tierras y animales. Sus negocios lo obligaban a viajar
con frecuencia y solía llevar consigo una bolsita con una importante cantidad de monedas de oro. Una vez se le perdió en el camino, pero como llevaba mucha prisa no se detuvo a buscarla.
A la orilla de ese camino vivía Roderick, un hombre muy pobre, dentro de una modesta choza en la que apenas tenía lo necesario. Una mañana que salió a buscar algunas hierbas para comer, se encontró la bolsita llena de relucientes monedas. En el pueblo cercano preguntó si no sabían quién era su dueño, pues quería devolvérsela. No logró saberlo.
Esperó varios meses a que apareciera el propietario. Como nadie llegó a pedírsela, después de un año pensó que podía usar las monedas sin sentirse culpable por hacerlo. Con ellas compró una granja y le regaló su chocita a un pobre hombre que no tenía dónde dormir. Mediante su esfuerzo la finca fue prosperando poco a poco. Llegó a ser una de las más hermosas y productivas de la región: contaba con lechones, pollitos y vacas que producían abundante leche.
Pasaron muchos años. Una tarde el conde Walsseg andaba por el mismo camino. Como se hacía de noche se acercó a la finca y preguntó si podía quedarse allí. Roderick lo invitó a pasar, le asignó una habitación y le propuso que cenaran juntos.
Animados por el calor de la fogata y una jarrita de vino comenzaron a charlar. El visitante, admirado por el orden y riqueza de la finca, le preguntó cuándo y cómo la había comprado

—La adquirí hace varios años gracias a una pequeña bolsa de monedas de oro que encontré en el camino. Nunca pude hallar a su dueño —explicó Roderick.
—¿Cómo era esa bolsa? —preguntó el visitante.
—Pequeña, de piel marrón, con un lazo… ¡Espere! ¡Voy a buscarla para mostrársela!
Al verla, el conde reconoció que era la bolsa perdida años atrás y se lo informó a su anfitrión.
—Entonces toda esta finca le pertenece a usted. Con gusto se la puedo entregar —dijo Roderick.
—No querido amigo. Eres un hombre trabajador y honrado que supo aprovechar bien ese hallazgo y se merece lo que tiene. Disfrútalo —asentó Walsseg antes de despedirse.

—Cuento tradicional nórdico.

Conviene, por una parte ser generoso cuando se da y, por otra, no mostrar dureza en reclamar lo que nos deben, y en toda suerte de transacciones cuando vendemos, cuando compramos, cuando damos o recibimos un alquiler, en las relaciones de vecindad en la ciudad y en el campo, manifestarse ecuánime, afable, dispuesto a ceder en muchos casos de su propio derecho, manteniéndose siempre en lo posible y más que en lo posible alejados de los pleitos.

- Marco Tulio Cicerón, Sobre los deberes. Fragmento.

Generosidad

Frases

“Para las almas generosas todas las tareas son nobles.”

- Eurípides

"No hay más que uno modo de ser felices: vivir para los demás."

- Leon Tolstoi

"Una persona generosa experimenta placer al dar y compartir sus bienes con los demás sin temor ni egoísmo."

-Anónimo

"Nadie tiene más amor que el que da su vida por los que ama."

Paul Claudel

"La generosidad no consiste en que me des algo que yo necesito más que tú, sino en darme algo que tú necesitas más que yo."

-Gibrán Khlail Gibrán

"El que no sirve para servir, no sirve para vivir."

-Madre Teresa de Calcuta

"La generosidad es el deseo de quien quiere, siguiendo el dictamen de su razón, ayudar a los demás."

-Baruch Spinoza

"Para las almas generosas, cualquier ocupación es noble."

-Eurípides

"Ama como puedas, ama a quien puedas, ama todo lo que puedas. No te preocupes de la finalidad de tu amor."

-Amado Nervo

"El regalo más grande es dar una parte de ti mismo."

-Ralph Waldo Emerson

"La generosidad no consiste en dar mucho, sino en dar a tiempo."

-Jean de La Bruyère.

Actividades

Reflexiona y elige la respuesta:

Dar a:

  • a mis amigos.
  • a mi familia.
  • a los que me caen bien.
  • a todos

Cuándo dar:

  • los martes y los jueves.
  • los lunes y los miércoles.
  • entre semana.
  • los fines de semana.
  • toda la semana.

Cómo dar:

  • enojado
  • alegre
  • triste
  • molesto
  • indiferente

Cuánto dar:

  • mucho
  • poco
  • algo
  • nada

Que dar:

  • lo que ya no necesito.
  • lo que me sobra.
  • lo que no me gusta.
  • algo de lo que tengo y soy.

En donde dar:

  • en mi casa.
  • en el cine.
  • en mi casa y el cine.
  • sólo en la escuela.
  • en todo lugar.

Hasta donde dar:

  • hasta lo que yo quiera.
  • hasta lo que mi mamá diga.
  • hasta lo que mis maestros indiquen.
  • hasta que sea necesario.
  • hasta lo que diga la televisión.

Para que dar:

  • para que otros me vean.
  • para tener una buena calificación.
  • para hacer el bien a los demás.
  • para sentirme muy bien.
  • para que mis amigos digan cosas buenas de mí.
De hoy en adelante
En las noticias han pedido ayuda para la gente  que se quedo sin casa a causa de las inundaciones:

 

Voy a escribir otro propósito:
_________________________________________________
_________________________________________________

 

Uno de mis amigos no tiene que comer en el recreo:

Mi mamá necesita ayuda para limpiar la cocina:

Una de mis amigas esta triste.

Mi hermano menor tiene dificultades con su tarea:

Hay un panquecito en la despensa:

Hay que ir a acompañar a la abuela que está enferma:

Van a llegar visitas a mi casa y les tengo que dejar mi cuarto:

De hoy en adelante

Completa con las palabras que faltan en los enunciados.
Las encontraras en la caja del ganador del concurso.

  1. Doy mi tiempo y _________ con atención a los demás.
  2. Pongo mis______________al servicio de los demás.
  3. Doy a los demás con___________________________.
  4. Doy lo mejor de mí mismo y así vivo más__________.
  5. Estoy atento a las______________________________.
  6. Busco el___________________________de los demás.
  7. Comparto lo que es útil, no solamente lo que me_____.
  8. No únicamente comparto lo que es útil, solamente lo que me__________.
  9. Hago algo por los_________ __________todos los días.
  10. Comparto las cosas que tengo: ropa,_______________, conocimiento.
  11. Doy lo mejor en los programas de participación________.
  12. Doy lo____________ _______________de mí mismo.
  13. Doy alegría a____________, aunque no sean mis amigos.

Lee con tus papás “La parábola del Rey” y platica con ellos cuál te parece que es  su enseñanza; anótala.

Para todos los días de esta semana escoge con tus papás una actividad con la que practiques la generosidad en tu casa (por ejemplo: comparto mis juguetes con mis hermanos, cuido a mi hermano pequeño, ayudo con alegría en lo que me pide mi mamá, etc).

Mi desafío de estasemana:_________________________________________

Ser generoso es compartir nuestras cosas, nuestras cualidades  y nuestro tiempo con quien lo necesite.

Comenta cómo te comportarías tú ante cada situación que se describe.

1.- Si algún compañero no lleva lunch a la escuela, yo_______________________________.
2.- Si mi mamá tiene mucho trabajo en casa, yo____________________________________.
3.- Si un amigo está triste, yo_____________________________________________.
4.- Si un hermano se porta mal, yo_________________________________________.
5.- Si mi prima está enferma, yo________________________________.

Smile Marca con una X la frase que describa lo que descubriste en esta unidad, Si quieres anota otras frases.

Para todos los días de esta semana escoge con tu maestra una actividad con la que practiques la generosidad en la escuela (por ejemplo: perdono a quien me hizo algo, cedo en alguna elección, juego dando oportunidad de participar a los demás, etc.)

Mi desafío de esta semana:_________________________________________

Elige y subraya la mejor manera de darle a los demás a través de la generosidad.

Pierdo la circular con la información y no me vuelvo a acordar.
Llevo algo de ayuda que saque de la despensa de mi casa.
Colaboro únicamente porque mi grupo va a ganar un premio.
Platico a mi familia de la colecta, y colaboro activamente.

No me entero.
Consigo unos libros de mi hermano chico para prestárselos.
Le ofrezco dar una hora diaria de clase de lectura y de escritura.
Me entero, pero no me importa. Total no todo el mundo nació para leer.

 

Si no es de mis mejores amigos, ni me entero.
Aprovecho la ocasión para comentarlo con los demás.
Le invito a jugar con nosotros a la hora del recreo.
Le doy una palmada en la espalda, y sigo mi camino.

 

No veo la noticias o sea ni me entero.
Pienso que vamos a ayudar, pero no hago nada.
Busco una de mis chamarras viejas, pero me olvido de llevarla.
Saco ropa en buen estado para llevarla a la Cruz Roja de mi ciudad.

 

Busco enterarme de lo que pasa para comentarlo con los de demás.
Me informo del problema y veo los mejores medios para aconsejarle.
Sigo pendiente de el aunque pase el  tiempo.
En realidad, no me importa. Si no es de mis mejores amigos, ni me entero.

No me entero. Voy pensando en mis asuntos y no volteo a ver lo que sucede a mi alrededor.
Me acerco a preguntar, pero en realidad no ayudo mucho.
Llamo a mi hermano mayor para que entre todos ayudemos al vecino.
Me entero, pero finjo que no veo nada y me meto a mi casa.

¿Como reaccionas en casa? Elige y subraya la respuesta. Ye ayudará a conocer cómo vives la generosidad en casa.

Inmediatamente me da dolor de cabeza y no puedo hacer nada.
Meto las cosas debajo de la cama para que ya no se vean.
Hago las cosas sin discutir.
Hago las cosas, pero de muy mal humor.

No me entero.
La acompaño y ayudo a elegir la verdura, aunque no me guste el brocoli.
Grito a mi hermano para que el la acompañe.
Le aseguro que tengo tanta tarea, que me es imposible acompañarla.

 

No me entero.
Finjo buscarlo y aseguro no contarlo.
Grito a mi hermana para que ella lo haga.
Ni modo, le ayudo aunque para ello tenga que dejar la televisión.

 

Salgo corriendo de la casa para ver si va a llover.
Le aseguro que yo no se sumar, a pesar de ser tres años mayor.
Le presto mi calculadora.
Le ayudo con paciencia.

Le doy el mío, pero con la condición de que tienda mi cama al día siguiente.
Le presto el mío y punto.
Le presto el de mi hermano para no gastar el mío.
Le digo que se compre uno.

 

Simplemente desaparezco.
Ayudo a levantar y también a secar.
Llevo dos platos a la mesa, pero me tardo quince minutos en el recorrido.
Lavo los platos tan mal, que después hay que volver a hacerlo.

Corro a ganarla, aunque atropelle al perro.
Antes de tomarlo, pregunto si alguien mas lo quiere.
Me enojo a muerte con mi hermano porque la gano.
Paso el fin de semana de mal humor por no haber comido el pan.

Simplemente desaparezco.
Guardo mis mejores juegos para que los primos no los vean.
Hago cara de aburrido en la mesa .
Escucho con atención lo que me platican, y contesto con amabilidad.

Este es un grupo de 5to de primaria que visita cada semana un orfanatorio.
Elige quién es quién y escribe su nombre en la línea.

Toño: le gustan mucho las
matemáticas, así que organiza
y dirige las clases de aritmética
para los niños de quinto y sexto.

Laura: Le gusta mucho la
Música, por lo que se encarga
de organizar cantos y juegos
para los niños más pequeños.

Beto: Es muy buen deportista y
ha organizado torneos de fútbol,
atletismo y básquetbol.

Eduardo: de grande quiere ser
doctor, por lo que se encarga de
la enfermería y los primeros
auxilios del orfanatorio.

Ana: Es muy alegre y tiene muy
buen corazón, por lo que se
encarga de los niños que ve más
tristes.

Isa: Es muy buena para las
actividades manuales, por lo que
se encarga de preparar todo el
material que utiliza en su
trabajo de participación social.

Escribe el nombre y el de tus amigos y amigas. Escribe sus cualidades y cómo las pueden aprovechar en su trabajo de acción social

1_________________________ 4________________________

2_________________________ 5________________________

3________________________ _            6________________________

D  e    h  o  y    e  n    a  d  e  l  a  n  t  e............

Smile Completa la narración usando las palabras que se te proponen.

Generoso                                  mendigo                  granito de oro
Trigo                                          acabado                    alguna
Rey                                            carroza

Esta es la historia de un___________que de pronto vio venir una____________ de oro. Pensó que su pobreza había_________. La carroza y paró y bajó un_________que en lugar de darle una gran___________________ como él pensaba, le pidió____________cosa. El se_____________, saqué de su saco un granito de___________________y se lo dio. Al llegar a su casa encontró un_______________ en medio del montón de trigo. Lloró por no haber sido m___________y compartir más de lo que poseía.

Dibuja la escena que más te guste de esta historia.

El valor

Fuente: www.valores.com.mx