Domingo, diciembre 04, 2016

EL PAN NUESTRO DE CADA DIA. 14 DE MARZO (Mt 5,17-19)

A manera de de remembranza del acontecimiento de la transfiguración del Señor, encontramos en este evangelio, el significado de la presencia de Moisés y Elías al lado de Jesús, se trata de la síntesis de la ley y los profetas que se da en la persona del Señor; en el caso de Moisés, Jesús se manifiesta como la única ley: el amor; y en el caso de Elías, aparece como la plenitud de la identidad profética, esto es, el ofrendar su vida por el reino de los cielos, que es un reino de justicia, de verdad, amor y paz.

Jesucristo en su vida pública, le rindió culto a la ley por la via de la justicia y de la compasión, a diferencia de los fariseos que lo hicieron por el camino de la obligación y la pena; lo anterior significa, que Jesús plenificó el valor de la ley, en la medida en que la consideró un elemento útil para el establecimiento de relaciones sanas entre los hombres y al mismo tiempo de éstos con Dios; por el contrario los fariseos en contravía con el espíritu de la ley, le dieron cumplimiento no en virtud de las personas, sino en consonancia con la lógica de premios y castigos.

Hermanos y hermanas, que nosotros por la intercesión de María Santísima, siendo cumplidores de nuestras obligaciones legales y respetuoso de las normas, nunca olvidemos el valor de las personas; pues en ellas habita Dios.

Ob amorem Dei.