Miércoles, diciembre 07, 2016

EL PAN DE LA PALABRA PARA EL 9 DE FEBRERO. (Mc 7, 24-30)

La mujer sirofenicia del evangelio de hoy, manifiesta claramente la idea, de quien busca al Señor venciendo toda clase de obstáculos, especialmente aquellos que tienen que ver con distingos culturales y religiosos. La mujer pagana no obstante su condición, acude a Jesús con fe y con esperanza, con el corazón abierto de par en par para recibir de parte de Jesús, sanación, perdón y misericordia para sí misma y también para su hija, poseída por un espíritu inmundo. En realidad la perseverancia de la mujer, venció incluso el rechazo de Jesús y mostràndole su inmensa su fe, la mujer logra ubicarse en en el corazón de Jesús, haciéndose acreedora ella y su hija de salud, vida y liberación.

Nuestro compromiso para este día ha de ser, crecer en la fe para que Jesucristo el Señor nos cuente entre los benditos de su Padre; porque nuestra fe en Él, no conoce límite alguno. "Ob amorem Dei".