PERSEVERANCIA PDF Imprimir E-mail
Escrito por Luz Divia   

Perseverancia

Perseverancia

Empleo enérgico de las fuerzas físicas, intelectuales o morales para conseguir algo.

Fuente: Diccionario de la Real Academia Española

Su opuesto es

No hay varitas mágicas

Un viejo refrán dice que “Roma no se construyó en un día”. Eso es toda una lección para los inconstantes que buscan logros fáciles (tener la mejor calificación estudiando dos horas antes) o demasiado rápidos (ser el más veloz en la carrera a pesar de no haber entrenado). La verdad es que a todos nos gustaría que las cosas fueran más simples de lograr. Si existiera una varita mágica tu mamá la emplearía para que la casa quedara limpia y ordenada de inmediato, o a tu papá le resultaría muy útil para terminar el trabajo que le encargaron. Pero en el mundo todo se logra a través del esfuerzo continuo: limpiar a diario, trabajar a diario, pagar poco a poco. El largo camino hacia los logros es rico y atractivo, le va dando forma y sentido a cada día de la vida. Aprende a disfrutar tus ocupaciones y dales el tiempo que merecen.

Viviendo el valor

Hormigas

·Si tu habitación o espacio de trabajo están desordenados no intentes arreglar todo de una sola vez. Divídelos en zonas y ve arreglando una cada día.
·Si deseas comprar algún objeto piensa que el ahorro y la perseverancia van de la mano. Junta dinero poco a poco hasta que sea suficiente.
·Inicia alguna práctica deportiva con un plan de progreso. Por ejemplo, la primera semana puedes correr cinco minutos, la segunda diez, la tercera quince…
·Aprende a esforzarte en el sentido correcto. La perseverancia rinde frutos sólo cuando el objetivo que te planteas es realizable.

Por el camino del esfuerzo

Perseverancia

·Cuando un esfuerzo no dé el resultado que esperabas vuelve a iniciarlo de inmediato. Si el dibujo que hiciste no se parece en nada al objeto que querías dibujar, empieza de nuevo.
·No creas en los logros fáciles. Aunque a veces la suerte nos ayuda y pone las cosas a nuestro favor, lo único seguro es el esfuerzo continuo.
Cuando notes que tu perseverancia ha rendido algún fruto (por ejemplo, tu habitación se ve cada día más limpia y arreglada) disfrútalo, aparte de conseguirlo ya sabes cuál es la forma de obtener logros.

Conoce a

Aung San Suu Kyi: una dama perseverante

Esta mujer de nombre extraño vive en un lejano país llamado Myanmar (antes le decían Birmania). En esa nación un grupo de militares tomó el poder a la fuerza empleando medios
violentos y negando los derechos humanos de las personas.
A partir de 1989 Aung San decidió luchar contra esta situación a través de medios no violentos. En ese mismo año, cuando ella y sus seguidores realizaban una manifestación a favor de la democracia, fueron atacados con ametralladoras. Logró sobrevivir pero el gobierno ordenó mantenerla arrestada en su domicilio.
Fuerte y distinguida, con carácter templado y objetivos claros, desde allí anima a sus simpatizantes a no darse por vencidos y les explica que tarde o temprano sus esfuerzos tendrán resultado. En 1991 le fue otorgado el Premio Nobel de la Paz por constituir “uno de los ejemplos más extraordinarios de valor civil en el continente asiático en las últimas décadas”. Su familia ha sido acosada de diversas formas. Sin embargo ella se niega a abandonar su país hasta alcanzar sus objetivos. Diecisiete años después sigue arrestada en su domicilio.

Perseverancia

Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles.

—Bertolt Brecht

La gota horada la roca, no por su fuerza, sino por su perseverancia.

—Publio Ovidio Nasón

Para que pueda surgir lo posible es preciso intentar una y otra vez lo imposible.”

—Hermann Hesse

Vuelve a emprender veinte veces tu obra. Púlela sin cesar y vuélvela a pulir.

—Nicolás Boileau

La victoria es del más perseverante.

—Napoleón

El secreto de los grandes corazones se encuentra en una palabra: Perseverar

—Víctor Hugo

Perseverar es perseguir alguna cosa y luchar contra todo.

—Paul Valéry

Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo.

—Julio Cortázar

No es la fuerza, sino la perseverancia de los altos sentimientos la que hace a los hombres superiores.

—Friedrich Nietzsche

El modo de dar una vez en el clavo es dar cien veces en la herradura.

—Miguel de Unamuno

Una persona perseverante tiene claras sus metas y trabaja a diario para conseguirlas. No se rinde fácilmente.

C  u  e  n  t  o

La séptima carrera

Escocia tuvo un rey llamado Roberto. Su reino estaba amenazado por Inglaterra, cuyo monarca había enviado a un ejército para apropiarse de sus tierras. Los escoceses ya estaban cansados
y el reino poco a poco caía en la pobreza.
Roberto quería hacer la paz, pero tomar las armas le parecía inadecuado. Así que un día envió un emisario a la corte del rey enemigo para proponerle que resolvieran todo mediante una competencia de caballos. Si Roberto ganaba, los invasores se irían de sus tierras. Si Roberto perdía, se las entregaría.
La carrera se llevó a cabo. Roberto perdió, pero le pidió una nueva oportunidad al enemigo.
—Piensa que mi patria está en juego —dijo al otro rey.
Seguro de que Roberto no lo lograría, el enemigo le dio cinco oportunidades más.
En todas lo venció.

Una tarde de lluvia Roberto se refugió en una caverna, triste y sin esperanza. Entonces, sobre su cabeza vio a una araña muy pequeña que trataba de tejer su tela entre dos paredes. En seis ocasiones intentó tender el hilo de un extremo a otro, pero no lo logró. “Pobre animalillo” pensó el rey “tú sabes lo que son seis derrotas seguidas”.
Pero entonces notó que la araña lo estaba intentando de nuevo y observó con gran interés lo que ocurría. “¿Volverá a fallar?” se preguntó. Pero en la séptima ocasión la araña consiguió su objetivo y siguió tejiendo. Inspirado por ese hecho pensó: “Si ella lo hizo ¿por qué no pruebo una vez más?”
Con ánimo renovado fue en busca del monarca inglés y le pidió una última oportunidad.

—Si en esta ocasión pierdo, me iré para siempre a las montañas —le informó.
—Pobre ingenuo. Te la daré para mostrarte que las tierras no son para ti —respondió, confiado, el contrincante.
En la séptima carrera Roberto puso todo su entusiasmo. Su caballo parecía compartirlo con él. Uno y otro dieron lo mejor que tenían de sí hasta casi perder el aliento. Para sorpresa de todos, fueron los primeros en llegar a la meta.
El rey de Inglaterra admiró la perseverancia del contrincante. Como hombre de honor que era, poco después reconoció la independencia de Escocia. Hasta la fecha quienes viven allí recuerdan a la esforzada araña que inspiró la última carrera.

—Leyenda escocesa

Perseverancia

C  u  e  n  t  o

En busca del tesoro

Dos hermanos tenían algún dinero ahorrado y pensaban cómo emplearlo para asegurar su futuro. Al recorrer un camino que no conocían vieron un plantío de vides que estaba a la venta.
Parecía abandonado. Llamaron a la puerta de la casa contigua y conversaron con el dueño.
—¿Por qué lo vende? —preguntaron.
—Lo compré hace tiempo porque decían en el pueblo que aquí estaba escondido un tesoro. Lo busqué pero no lo encontré. Me aburrí, me quedé sin dinero y ahora quiero irme a probar fortuna en otra parte, allá cruzando las montañas.
—¿Si compramos el plantío y lo hallamos será nuestro?
—Dudo que aparezca, pero hagamos el trato.
Los hermanos llevaron la suma y, a cambio, recibieron la propiedad. Cuando tomaron posesión de ésta, todas las plantas estaban marchitas. La tierra que las rodeaba era seca, lisa y compacta.

—Bueno, manos a la obra —exclamaron y se pusieron a trabajar desde el primer día. Comenzaban cuando salía el sol, y acababan cuando éste se ponía.
Retiraron toda la basura y hojas secas acumuladas. Humedecieron la tierra para que se aflojara. Después empezaron a cavar con sus palas. En los primeros dos meses abarcaron apenas la mitad. El tesoro no aparecía y ellos siguieron buscando.
Pasó más tiempo sin que tuvieran éxito. Pero notaron que algo estaba cambiando. Por una parte, se habían vuelto más fuertes. No experimentaban la fatiga de los primeros días, además, sus brazos y manos ya eran poderosos. Por otro lado, al recibir agua suficiente y extender sus raíces por la tierra floja, las vides comenzaron a dar grandes racimos de uvas.

Había transcurrido un año. Un día se les ocurrió llevar las uvas al mercado y lograron venderlas bien. Pronto todos buscaban su fruta para preparar jaleas y mermeladas. Recuperaron el costo del plantío, y siguieron ganando más a lo largo de los años. Con el tiempo supieron cuál era el tesoro oculto en aquel terreno: la recompensa al esfuerzo continuo.

—Cuento tradicional

A  c  t  i  v  i  d  a  d  e  s 

Para poder realizar esta actividad:

1) Leer el cuento.

2)Reflexiona sobre los siguientes puntos:
¿Viste qué importante era que la tortuga se conociese para poder prepararse?
¿Tú crees que la liebre se confió y por eso no gano?
¿Crees que la tortuga se sentirá feliz con lo que logro?
¿En qué cosas crees que so te esfuerzas puedes ser un campeón como la tortuga que lentamente pero logro su meta?

Actividad en grupo

Juego: cadena de esfuerzos
El maestro elegirá (según la edad de sus alumnos y las circunstancias) un tema. Ejemplo: “una buena salud”, “una casa ordenada”; cualquier situación positiva que pueda emplearse como modelo aspiracional. Elaborara en hojas de papel o tarjetas, letreros de las diferentes etapas que se necesitan para conseguir dicha situación. Por ejemplo, para “una casa ordenada”, hará letreros que digan: “la basura en su lugar”, “limpieza profunda”; acomodar utensilios y objetos”, “no dejar cosas tiradas”, etc. La idea es que los niños identifiquen que algo que parece sencillo (“una casa ordenada” es una pequeña frase...), en realidad encierra muchos esfuerzos y de diferentes tipos. Repartirá las tarjetas a algunos de los niños y con ayuda del grupo los pondrá en una especie de “cadena” (que simularan tomándose de las manos) donde se ves claramente que todos son necesarios para conseguir la situación ideal. Será como hacer una representación de una suma donde cada factor ( cada niño, según si letrero) hablara de lo que significa y de las situaciones concretas que lo representan.

DIOS CONSERVE TU PERSEVERANCIA!!!

Perseverancia 

Fuente: www.valores.com.mx

AddThis Social Bookmark Button