Jueves, diciembre 08, 2016

DEL CIELO VINO ENVIADO


Del cielo vino un enviado,

la Virgen pobre se turbó.
Un "sí" consciente y confiado,
y el lirio blanco floreció.

Tú la esposa del carpintero,
templo y madre del mismo Dios.
Todo el cielo cuajó en tu seno
y en un cielo te convirtió.

De Eva vino nuestra muerte,
del Ave nuestra redención.
El mundo debe agradecerte,
hallar en Ti su salvación.

Tú la esposa del carpintero,
templo y madre del mismo Dios.
Todo el cielo cuajó en tu seno
y en un cielo te convirtió.

Yo quiero, Madre, como un niño,
buscar tu amor y protección
cantando traigo mi plegaria,
acoge siempre mi oración.

Tú la esposa del carpintero,
templo y madre del mismo Dios.
Todo el cielo cuajó en tu seno
y en un cielo te convirtió.

Más música religiosa
Más música religiosa en inglés

Más villancicos.