Misioneros Oblatos o.cc.ss
Miércoles, Febrero 22, 2017

15 DE AGOSTO ANIVERSARIO DE LA PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL TRÁNSITO

ANIVERSARIO DE LA PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL TRÁNSITO

ANIVERSARIO DE LA PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL TRÁNSITO

La Congregación de Misioneros Oblatos de los Corazones santísimos de Jesús y María fue fundada por el Venerable Padre Julio María Matovelle en Cuenca Ecuador el 6 de octubre de 1884, con el carisma de llevar la vida de Hostia y de Inmolación que llevó Nuestro Señor Jesucristo en la tierra y con una misión clara, extender el reinado del Sagrado Corazón en el seno de todos los pueblos.

Cuando la Congregación contaba ya con 90 años de existencia, y en pro de ampliar su horizonte de evangelización en otros ambientes, proyecta su obra en Colombia, esto es en el año 1974, cuando cinco estudiantes de teología acompañados de un sacerdote Oblato se instalan en la ciudad de Bogotá con grandes anhelos de formación académica y pastoral, buscando ante todo la configuración con Jesucristo modelo de oblación. Estos Oblatos con decisión inquebrantable robustecen esta fundación, y una vez cumplido su ciclo de formación vuelven al Ecuador, mientras tanto ya el Señor había bendecido a la comunidad con vocaciones colombianas, que dan lo mejor de sí para que esta obra se consolide como casa construida sobre la roca.

Ya en 1984 la Comunidad de Oblatos residente en Bogotá deciden solicitar al Cardenal Mario Revollo Bravo, que les asigne un lugar específico para ejercer el trabajo evangelizador, El Obispo gustoso los envía a trabajar en Capellanía, perteneciente a la localidad de Fontibón, un barrio no hace mucho fundado pero ya deseoso de Jesucristo. Allí se empieza con catequesis presacramental y con la celebración Eucarística que se realizaba al frente de donde hoy está nuestro Templo, en el garaje, de lo que hoy es la capilla del Santísimo. Mirando la necesidad de residir en el sector para que la evangelización fuera eficaz, la Congregación junto con laicos muy comprometidos del barrio adquieren una casa que favorecerá la atención a la gente como también la celebración de la Eucaristía, esto fue en 1985. Años después del ejercicio pastoral, se ve la imperiosa necesidad de construir el Templo Parroquial, y junto con la asociación Pro-templo y con mucha gente del barrio se empieza esta tarea ardua en 1993 bajo el liderazgo del P. Luis Eduardo Rodríguez, superior en ese entonces de los Oblatos en Bogotá. Con mucho sufrimiento, sacrificio y lágrimas, pero con Jesucristo a la cabeza, se hizo posible esta construcción, que sería erigida como Parroquia un año después, esto es el 15 de agosto de 1994, con el nombre de Nuestra Señora del Tránsito de Capellanía, fecha que hoy nos impulsa a celebrar con regocijo y entusiasmo ya 22 años de vida parroquial. Dios bendiga a todas aquellas personas que hicieron posible esta bella obra. Hoy es el convento de los Oblatos y es casa también de formación de Filósofos y Teólogos, y de año de experiencia de los religiosos de esta Congregación.