Sábado, diciembre 03, 2016

43. CONSAGRACIÓN DE LOS OBLATOS AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

 CONSAGRACIÓN DE LOS OBLATOS AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

 

Dulcísimo y amabilísimo Corazón de Jesús, Hostia de amor inmolada en la Cruz por la salvación del mundo, que llevaste tu amor a nosotros, hasta el exceso incomprensible de dar tu vida preciosísima y hasta la última gota de tu sangre adorable por nosotros: en reconocimiento de esta tu caridad infinita, y en reparación de tantos pecados e ingratitudes como contra Ti hemos cometido, nos consagramos hoy perpetua e irrevocablemente a Ti, y hacemos voto de permanecer hasta la muerte en la Congregación de Misioneros Oblatos de los Corazones Santísimos de Jesús y María. Para que esta ofrenda sea agradable ante el divino acatamiento, nos consagramos también aTi, como siervos e hijos tuyos, oh Corazón Purísimo e Inmaculado de María, inmolado junto con el de tu Divino Hijo en el Calvario; dígnate recordar que entonces, Jesús te constituyó por Madre amabilísima nuestra: acógenos en tu Corazón maternal durante toda nuestra vida, y especialmente a la hora de la muerte, y uniendo con tus imponderables méritos esta humilde ofrenda de todo nuestro ser, dígnate presentarla a tu Divino Hijo, en olor de suavidad, por todos los siglos.

Amén.

 

 

Fuente: Manual de Piedad Misioneros Oblatos

Volver al Manual de Piedad