Domingo, diciembre 11, 2016

35. ORACIÓN AL CORAZÓN DE JESÚS EN LA EUCARISTÍA

 ORACIÓN AL CORAZÓN DE JESÚS EN LA EUCARISTÍA

 

L. Corazón de Jesús en la Eucaristía, dulce compañero de nuestro destierro,

T. Ten piedad de nosotros,

L. Corazón Eucarístico de Jesús,

T. Ten piedad de nosotros,

L. Corazón solitario de Jesús,

T. Ten piedad de nosotros,

L. Corazón abandonado, Corazón olvidado,

T. Ten piedad de nosotros,

L. Corazón menospreciado, Corazón ultrajado,

T. Ten piedad de nosotros,

L. Corazón desconocido de los hombres,

T. Ten piedad de nosotros,

L. Corazón que andas solicitando nuestro amor,

T. Ten piedad de nosotros,

L. Corazón paciente en esperarnos,

T. Ten piedad de nosotros,

L. Corazón solícito en escucharnos,

T. Ten piedad de nosotros,

L. Corazón deseoso de ser invocado,

T. Ten piedad de nosotros,

L. Corazón manantial de nuevas gracias,

T. Ten piedad de nosotros,

L. Corazón que anhelas conversar con las almas,

T. Ten piedad de nosotros,

L. Corazón dueño de los secretos de la unión divina,

T. Ten piedad de nosotros, 

L. Corazón de aquel que, aunque duerme, siempre vela.

T. Ten piedad de nosotros,

L. Corazón Eucarístico de Jesús,

T. Ten piedad de nosotros,

L. Oh Víctima de amor,

T. Deseo consolarte.

L. Yo me uno a Vos, me inmolo con Vos y me anonado en vuestra presencia. Quiero olvidarme de mí, y sólo pensar en Vos, ser olvidado y despreciado por vuestro amor, de nadie ser conocido ni amado sino de Vos. Callaré para escucharos, y saldré de mí mismo para perderme en Vos. Haced que alivie así la sed de mi salvación que os abraza, y que limpio ya mi corazón, os ofrezca un amor puro y sincero. No quiero cansar más vuestra paciencia en esperarme, recibídme ya, pues a Vos, me entrego. Os ofrezco todas mis obras, mi entendimiento para que le ilustréis, mi corazón para que le dirijáis, mi voluntad para que le confirméis, mi pobreza para que la socorráis, mi alma y cuerpo, en fin, para que lo sustentéis. Corazón Eucarístico de Jesús, pues vuestra sangre es la vida de mi alma, que ya no viva yo, sino Vos solo vivid en mí. Corazón Eucarístico de Jesús, que os abrazáis en vuestro amor, inflamad nuestros corazones en vuestro amor.

 

Fuente: Manual de Piedad Misioneros Oblatos

Volver al Manual de Piedad