Domingo, diciembre 04, 2016

FRASES CÉLEBRES SOBRE EL DINERO

FRASES CÉLEBRES SOBRE EL DINERO

La riqueza es inofensiva, pero no ser capaz de renunciar a ella es mortífero.

La vida es trágica para los que tienen mucho de qué vivir y nada por lo que vivir.

La riqueza no consiste en tener muchas posesiones, sino en tener pocas necesidades. (Epicuro)

Es mejor tener el banco en el Cielo que tener el cielo en el banco.

Con dinero se compra:
Una cama PERO NO el sueño.
Libros PERO NO inteligencia.
Comida PERO NO apetito.
Adornos PERO NO belleza.
Una casa PERO NO un hogar.
Medicinas PERO NO salud.
Lujos PERO NO cultura.
Diversión PERO NO felicidad.
Un crucifijo PERO NO un Salvador.
Un banco de iglesia PERO NO el Cielo.

Lo que evita que un hombre vaya al Cielo no es que posea riquezas, sino que las riquezas lo posean a él.

Da una mala inclinación a la persona querer ser rico, grande y respetado en este mundo en que su Señor fue pobre, humilde y despreciado. (George Muller)

Si tu tesoro está en la tierra, lo vas a abandonar; si está en el Cielo, te lo han de entregar.

Por lo que verdaderamente se mide a un hombre es por cuánto valdría si perdiera todo su dinero.

Se informó que once millonarios se ahogaron en el Titanic. El comandante A.H. Peuchen dejó 300.000 dólares en efectivo, joyas y valores en una caja fuerte de su camarote. "En ese momento el dinero me pareció una ridiculez", dijo más tarde. "En su lugar me llevé tres naranjas.”

La peor pobreza es la del hombre que tiene más de lo que necesita pero le parece que no tiene bastante.

Poseer dinero está muy bien; puede ser muy útil. Pero estar poseído por él es estar poseído por un diablo, y un diablo de los peores y más dañinos.

Es duro ser pobre... aunque no tan malo como estar endeudado.

El carácter de una persona se somete a una prueba muy estricta cuando de repente gana o pierde una cantidad considerable de dinero.

A la persona verdaderamente piadosa no le interesa hacerse rica. Posee unos recursos interiores que le proporcionan unas riquezas mucho mayores que las que el mundo le puede ofrecer.

El tiempo y el dinero constituyen la carga más pesada en la vida, y los más infelices de los mortales son los que tienen tanto de alguno de los dos que no saben qué hacer con él. (Samuel Johnson)

Dios no nos da riquezas para que las guardemos, sino para que las distribuyamos.

El dinero también enferma el pensamiento, también enferma la fe y la hace andar por otro camino. (..)De ahí nacen las envidias, las peleas, las maledicencias, las malas sospechas, los conflictos de hombres de mente corrompida y privados de la verdad, que consideran la religión como una fuente de lucro. (Papa Francisco)

"¡El dinero corrompe! No hay escapatoria”. (Papa Francisco)


Fuente: http://webcatolicodejavier.org